Al fin Navidad, tiempo soñado y anhelado por muchos por ser propicio para los mejores deseos, descanso, regalos, reuniones, compras, viajes, propósitos para el nuevo año, perdonar, etc.

También es un mes en el que por arte de magia brotan sentimientos de caridad y muchos, gracias a Dios, piensan en los más vulnerables y extienden con amor su mano generosa; es muy positivo este mes definitivamente y eso lo agradecen mucho más, los beneficiados de este amor.

Sin embargo, hay algo que siempre hemos cuestionado, ¿por qué no hacemos esto todos los meses?, es como si los niños huérfanos tuvieran la carencia de un hogar sólo en diciembre, el hambre, la falta de ropa, de un juguete, de unas vacaciones, y lo más importante, de un abrazo, un te amo, en fin, no conocen los nombres de los meses. Todas las cosas que son ordinarias para la mayoría de nosotros todo el tiempo, ¿por qué tienen que ser extraordinarias y exclusivas de un sólo mes para estos pequeños?

Recientemente hemos conocido de cerca la soledad y el vacío emocional de algunos niños que nos ha permitido descubrir nuestra falta de sensibilidad con los más vulnerables, aunque también que, gracias a Dios, aún quedan personas que han comprendido lo mismo que nos hemos  cuestionado, salvo que ellos han ido más lejos, se han comprometido con los niños y por su causa, conocemos hoy las fundaciones que procuran, hasta donde pueden, suplir de un hogar a tantos pequeños,  tienen una labor impagable y creo que es el momento de hacer un llamado de atención a nuestra propia vida, pero también de ser la voz de los que no la tienen para unirnos a estos pocos verdaderos amigos de los niños.

Nos encantaría que tú, que lees este blog, te unas a la causa de estas fundaciones y así también quedar grabado en el alma y la memoria de estos pequeñines, como ya lo hicieron Catalina Castrillón (CEIPA), Lizeth Rúa,  al equipo Cobelén, JuanDa Lotero y Jenifer Maldonado (CEIPA), a quienes agradecemos su contribución tan amorosa; y no menos gratitud a los empleados de H y R Distribuciones, que inmediatamente recibieron la propuesta, pusieron manos a la obra liderados por Sandra Gaviria, Catalina Echavarría y Támara Valdivieso, reciban por extensión de todos los niños beneficiarios, un inmenso abrazo.

 

Contact Us